domingo, 26 de octubre de 2014

Luz de Luna

¡Muy buen domingo!

En medio de muuuucho trabajo y de muuuuchos proyectos y de muuuucho calor (se largó el calor por este lugar del mundo), pensé en pasar a quitarle un poco de telas de arañas al blog y dejar en su lugar polvo de estrellas. O luz de luna. Todo al son de ♪ ♪ Luna lunera, cascabelera... ♪ ♪ (sí, también los cascabeles anuncian el fin de año y Oh-My-God, no puedo creer que ya estemos tejiendo pinitos y coronas navideñas...!!).

Peeeero... cuando la Navidad no se percibía tan cercana, una mamá me preguntó si me animaba a tejer un regalito de cumpleaños para su hija y me mandó esta foto:




Luna Lovegood, uno de los personajes más queridos de la saga de Harry Potter. Porque es una dulce... Y yo tengo debilidad por lo dulce, así que dije ¡¡Síiiii, acepto!!

Y luego de mucho pensar y calcular cómo la quería, luego de una cabeza fallida que tejí siguiendo un patrón que me mandaron y que me quedó más parecida a la novia de Chucky que a una niña adorable, volví a mi caballito de batalla: el patrón con el que tejí a Eugene, que está inspirado en los muñecos de A[mi]dorable Crochet, con mis medidas y algunos cambios que fui haciendo (porque yo tejo "a o'higgings", o sea, a ojo, sin patrón).

Pueden verla en escenas de la peli haciendo click aquí.

¡¡Cha chaaaaannnnnn...!! así es como me quedó la hermosa Luna Lovegood:



Con anteojos...





Y sin anteojos:




De verdad me encantó hacerla. Se le pueden quitar el saco y los anteojos y se puede peinar. Me encontré una tarde peinando una muñeca luego de al menos veinte años... Y les aseguro que es volver a sentirse genial genial genial, como cuando se es niña y no hay límite para la imaginación ni para la felicidad. Es un lugar muy lindo para visitar de vez en cuando.

Eugene también estuvo contento porque tuvo compañía, yo creo que hablaron hasta sobre física cuántica, panza arriba, mirando por la ventana:


Y posaron para las fotos con la soltura de dos magos estelares:




Espero que lleguen más pedidos de muñecos. Es una de las cosas que más me gusta hacer. Porque puedo crear, tejer y destejer, planificar, jugar, y luego veo la felicidad en las caras de los dueños (hasta ahora, todos adultos, es genial!) y es una recompensa invaluable :)
Ya recibí la primera foto de Luna en su nuevo hogar, se la ve feliz, en puro movimiento, como la vida misma ♥



Volveré en breve, que tengo muuucho que contar (y mostrar!!!!).

Como Luz de luna es la traducción de una canción que estoy escuchando muuucho por estos días, aquí se las comparto, para que bailen un ratito y me esperen bailando:



Cariños mágicos y abracadabra patas de rana!







martes, 19 de agosto de 2014

Seelvana lookea


Todo comenzó con una idea: letra gordita y enrulada, dije, y recibí esto:


Luego, pregunté si era posible una chica feliz... En un monociclo, dijo la ilustradora. ¿Te va?


-¿Y si le ponés unas pulseras y algo gypsy en la cabeza?
-¿Un pañuelo a lo Leonardo Fabio?
-No, Leonardo Fabio no. Una vincha, mejor. :P
Y cuando llegó esto yo ya saltaba en una pata SOBRE el monociclo:


Luego, el color. Naranja, dije, me gusta el naranja en esta etapa creativa y accionante de Mishto:

Bueno, no, tan naranja no. Un poquito de verde, violeta, amarillo... ¿podrá ser?




¡¡Requeteguay!!

Mishto ya tiene logo gracias a Seelvana♥!!!!!!!!!





Y yo soy una chica feliz, muy feliz ♥


Mi pantalón favorito era así tal cual ^_^


♥ ¡GRACIAS, SEEL! ♥



Todas las imágenes de este post son de la grossa:

http://seelvana.blogspot.com.ar
https://www.facebook.com/Seelvainilla
seelvana@gmail.com

lunes, 4 de agosto de 2014

Party party after party

Este fin de semana saqué a pasear al Amigu Eugene porque de alguna forma (no tan misteriosa) son días de interacción con las personas más genias y buena onda que conocí en los últimos tiempos. Lo más lindo de todo es pensar que esta semana ¡el paseo continúa! Así que decidí compartir por tandas, porque lo perfecto es enemigo de lo bueno y, conociéndome, si espero hasta el final, esta entrada de blog no saldría del plano de las ideas.

Así que arranco, y así como saqué a pasear a mi muñeco, las invito a ustedes a darse una vueltita por el mundo creativo-emprendedor-maravilloso en el que caí, frente manteca, para enamorarme más -si cabe- de hacer lo que hago.

Camino a entregar el regalito a Seel: Una tanda de Eiffel Táuers

Estábamos en el bondi a Palermo cuando vimos subir a Seelvana. Lo loco es que debíamos encontrarnos en una hora en CASA A para el evento de Librongo. Y lo más loco de lo loco es que... ¿cuántas veces nos cruzamos con conocidos en el bondi? ¿Y con desconocidos que conocemos via FB? Porque yo a Seel no la conocía en persona todavía. Y ella no es de BA, es de Punta Alta. Así que las probabilidades de cruzarnos en un bondi un viernes a las siete de la tarde eran casi imposibles. Pero teniendo en cuenta cómo se están dando las cosas en mi mundo últimamente, no podíamos encontrarnos de otra manera.

Conocí a Seelvana gracias a Alma Singer (a mi entender, la diosa del mundo blogger y emprendedor). Me coparon sus flyers para La Minipymer, sus Salvavidas con nenitas felices y su Señor Pérez para la agenda de Feliz.a.Color que me compré (medio tarde) este año. Y se me metió en la cabeza que yo quería incluir a Seel en mi mundo Mishto. Así pasó, jojojo ¡Ya vendrán las novedades! Por ahora, se las presento con mis ilustraciones favoritas:

Foto: Seelvana

Foto: Seelvana

Foto: Seelvana



Así como nos encontramos, dijimos qué flash y nos tuvimos que separar hasta la hora del evento. Entonces, me bajé del bondi paranormal y seguí conociendo gente: entré por primera vez en territorio de Alamut Libros, donde Luciano ordenaba libros, como corresponde a todo buen librero, y me compré un libro sobre mitos y leyendas gitanas:

Historias, leyendas y tradiciones gitanas. Jorge M. F. Bernal

Y Luciano se copó con Don Malandrino. ¡Una masa!



Vayan a comprar sus libros favoritos, a tomarse un vinito, a ver cine, a ver charlas, y súmense al FB de esta librería donde van a escuchar la mejor música, van a ver los mejores libros y van a leer cosas del estilo:


  • Siempre que me preguntan si me pueden pagar con tarjeta Maestro, comprendo mal la coma y me doy aires.

  • Hoy un cliente me preguntó por tal libro que estaba buscando hace mucho... no creo que lo vayas a tener, pero por las dudas te pregunto...
    Le respondí que sí, se lo alcancé para que lo viera y...
    ¡Lo compró!
    No lo podía creer.

  • Un cliente me pregunta si los libros están a la venta.
    -Sí, claro- le respondo.
    E insiste:
    -¿Pero todos están a la venta?
    -Sí, todos.
    Arquea las cejas, sorprendido.

  • Hay libros tan buenos que da placer tipear el título en la computadora.

Cope cope cope. No se lo pierdan.

De ahí volé al evento de Librongo en CASA A, donde me reencontré con Seel y conocí a Ro, de Simona Garlands (¡grossísima!) y a Mila, ¡sí! la maestra del crochet que teje en Puntos y Puntadas, el programa de Fox Life. Fue re loco verme rodeada de celebridades, mujeres re grosas que trabajan de lo que aman y que me llenaron de consejos, ánimos y buena onda. Soy muy afortunada y ha sido un honor (carita solemne) ¡Gracias, diosas!

Eu, Eugene, Seelvana, Mila y Simona Garlands. (Foto: Ramiro Pla)


Por supuesto, Fotoeugenio, como le dijo Seel, se la pasó metido entre nosotras y hasta bailó.



Clic en la imagen para verlo bailar! (Foto: Ramiro Pla)

 Quedó fuera de la Selfie, pero no faltará oportunidad de salir lleno de gracia entre tanta mujer grossa.


Selfie by Seelvana


Y luego de un sueño cortito, todavía sin poder bajar de la alegría, arribamos, el sábado a la mañana, al 



Está genial. Lo coordina el Ethan Hawke argentino, el más grosso, el de los modos de ganarse la vida, los estantes vacíos y los puentes magnéticos, don Molina, que sabe mucho y enseña muy bien.



Voy al taller desde hace ya varios meses y cada día me gusta más. Se armó un grupo muy lindo en el que cada uno sigue el proyecto literario del otro y se ha convertido en uno de mis lugares en el mundo porque es donde se cocina mi novela ¡por fin! luego de muchos años de bloqueo escrituril. Al muñeco Eugene le encantó estar ahí. Lo alentaron para que él escribiera este post, pero en este momento está meta tocar la guitarra, así que quizás será la próxima ;)



Ahí arriba en el flyer tienen todos los datos por si quieren ser parte del taller. Y este es el coordineitor, que mañana estaría cumpliendo la edad de Homero. Lo digo con música y verbo de Crónica.


¡Feliz feliz cumpleaños, Masterchef del punto y coma! ¡Y gracias por ayudarnos a tener éxito!


Por último, y esto no quiere decir que se haya terminado la semana loca llena de genios y genias, pasamos por el Pequeño Taller De Costura Mamushka donde conocimos en persona a la cope de Vir que también se animó a la foto con Little Eugene, rodeada de gatos y cosas mamushkonas ^_^



Gracias, Vir, por coser nuestro buzo con orejitas de osito que, aunque mi hermano dijo: yo me cruzo de vereda si te veo en la calle, para mí es ¡¡¡lo más de lo más!!! ¡Como corresponde!




Quien quiera ser parte de la familia oso, no dude en escribirle a Vir y encargarle su capuchón, que está calentito y muy pero muy ofertoso. ¡Tiene boinas de gatita, también, y son un golazooo! Echen un vistazonón:

Mamushka Tienda
Pequeño Taller De Costura Mamushka


Parte 1 terminada.

La sigo en unos días, con más genios, genias y genialidades. Y entre visita y visita, me tejo unos muñecos para agrandar la familia transcultural. Party!
















lunes, 21 de julio de 2014

Don Malandrino

¡Aló aló!

Pasó un montón de tiempo desde que actualicé el blog y, desde Eddie Vedder y las Ukelele songs, pasaron muchas más canciones, muchos más muñecos, mucho trabajo, ideas y cambios que de a poquito comenzarán a manifestarse por aquí o por el FB.

Pero hoy es un día de publicación especial. ¡Y no sé ni cómo escribir esta entrada! Está íntimamente ligada a mis emociones y a esa lucecita que perseguimos sin saber que la tenemos adentro. No sé si me explico. Algo así como el espíritu, la fuerza que nos mantiene en pie y con vida. La Pura Vida. ¿No les pasa que al encontrarse ante personas vitales, felices, libres, geniales, desean ser así, aunque sea un poquito? Bueno, les aviso que la capacidad de ser así está adentro de todos nosotros. Sólo hay que ejercitarla, como a un músculo. Más ejercitamos, más libres y felices somos. A eso vamos ¿no?

Una de las formas, en mi caso, es hacer lo que amo y amar lo que hago. A veces ando de novia con mi novela, otras veces me caso con mi aguja de crochet o me enamoro de nuevo del piano. Lo que siempre pero siempre siempre siempre acompaña este amar y hacer es la música. Y la música que más escucho cuando estoy en modo creativo es la de Gogol Bordello. De hecho, Alma Mishto es Alma Mishto gracias a esta canción, que es como la vitamina por excelencia con la que recargo mis pilas a diario:



Les sonará medio raro que toque Beethoven en el piano, escriba novelas de amor, teja conejitos kawaii y que escuche punk gitano al mismo tiempo ¿no? Pero eso es la vida: Todo conectado en un mismo espacio y tiempo por alguna razón que generalmente nadie comprende.

Listo. Dicho esto, pasemos a lo que aquí nos convoca: Como son quienes me acompañan y enseñan a vibrar lindo en este camino que es la vida, hace meses que vengo con la idea de tejer los muñequitos de Gogol Bordello. Así tendré más que excusas para poder verlos de nuevo, como sea, cuando estén en Buenos Aires. Ya me veo persiguiéndolos con una caja llena de muñecos y eso es lo que amo de ellos: que me inspiran a hacer cosas divertidas. Y si no me creen, miren esto y confiesen: ¿no se les mueven las patitas siguiendo el ritmo?


Los conocí en persona en el 2012 cuando hicieron el after party después del show  (una reunión donde seguir con la música y tomar unas copas con los fans) y me mandé con mi amiga Moni, a hacer cosas divertidas (que en ese entonces eran, para mí, casi locuras). Prejuicio del sexo, drogas y rock'n'roll... se los tiro de un hondazo: el after party fue como una reunión de amigos en el living de mi casa. La banda es completamente querible. Son muy dulces, muy humanos, muy vitales, felices, libres, geniales. Sentí que los conocía de otras vidas. Y que quería ser como ellos. Vibrar así, tal cual.

Pude conversar con ellos, los pude abrazar (recargué pilas con esos abrazos, literalmente) y agradecerles por existir, más o menos. Pero al cantante, Eugene Hutz, no: me intimidó tanto su energía que apenas le pude decir "hi" con vocecita de hormiga. Encima de todo, me lo crucé camino a la parrilla (había asado, obvio) y me miró mostrándome el choripán que le acababan de dar: "Chorrizo..." me dijo con sus muchas erres, como preguntando si así se decía y yo ahí, pestañeando como una hormiga, con voz de hormiga: "iéa". Créanme: da la sensación de que si lo tocás con un dedo te va a dar corriente.

Fuente de foto: Gogol Bordello, fanpage

Quizás por eso lo empecé a tejer y me costó muchísimo terminarlo: por el tonto temor de que, al hacerlo, la excusa para verlos de nuevo sería más concreta, más imposible de eludir. Pero venciendo miedos es como llegamos a donde queremos llegar, creo que esto ya lo dije, así que lo terminé (me falta tejerle su companjera la guitarra) y espero que la próxima vez me salga algo más que "hi" y "iéa". Seguiré tejiendo a Sergey, Pedro, Oliver, Elizabeth, Pasha, Thomas y Michael. Miren, de verlos nomás ya me entusiasmo toda:

Izq a der: Michael, Thomas, Pedro, Eugene, Elizabeth, Sergey, Oliver, Pasha.
 Fuente de foto: Gogol Bordello, fanpage

¡Tengo para divertirme y tejer mucho, como Penélope! ¡Jijiji!

Listo. Tenía que contarles, sepan disculpar tanto texto, pero la síntesis no pega con la emoción que me genera todo este proyecto, con sus recuerdos y las causas y efectos que hacen que hoy esté acá, contándoles esto. Es imposible separar a esta banda y a su música de mis tejidos, Alma Mishto, este blog. Es todo muy montón.

Ahora sí: qué nervios. Les presento a Don Malandrino, Eugene Hütz (con camisa roja ♥ )...


   


 ...en su versión amigurumi casi kawaii (creo que nadie lo tejió antes... ¿será posible?)...

Chachánnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!


¿Más de cerca? ¿Un poquito?

Chacháaaaaaaaannnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!!!



Ah, ya sé, de cuerpo entero quieren ver...

Chachaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaannnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn!!!




Y con Bee Girl-se-ha-formado-una-pareja...

Awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwchacháaaaaaaaaaaan!!



¿Qué les parece? ¿Les gusta? ¿Le gustará al Don? ¡¡¡¡A mí me gusta montones!!!!! Les soy sincera: pensé que me saldría diferente, "con un aire" (o un viento)... Pero más lo miro y más me gusta, se parezca o no se parezca al modelo. Quedé más conforme de lo que pensé que podría quedar :) Y eso es ¡GENIAL!

Ahora, a seguir con el resto!!!!!!!

Y me voy, parafraseando una canción del quía: En la vida no hay cosas buenas o malas: somos nosotros quienes le ponemos el vestidito feliz o el vestidito triste. Tenemos la opción. 
¡Así que a elegir el camino de la PURA VIDA! 

Foto tomada de la web.


"In living and loving indeed we trust." 
Gogol Bordello



Party!




domingo, 4 de mayo de 2014

Ukelele songs



Dos veces me escribió Florencia para ponerme el mundo patas arriba. Para bien. De ese tipo de patas arriba que llevan a descubrir las estrellas, constelaciones, un universo nuevo.

La primera vez fue para invitarme a pasar por Ediciones Lea, hablar con los editores y ver si me interesaba hacer libritos de tutoriales a crochet. Ya sabemos cómo terminó eso, ¿no?


La segunda fue para preguntarme si podía tejer un amigurumi en especial. Claro que sí, le dije (no tenía ni la más mínima idea de lo que me iba a pedir, pero aprendí a decirle que sí, porque seguramente van a estar buenas las patas arriba). Y cuando le pregunté qué bicho quería me mandó esta foto:


Eddie Vedder.

Ops.

Ya no era un Minion ni un gato ni una nena abeja que pasa por caricatura, no. Era una persona. Un ser humano. Y un ser humano peludo y barbudo. Recórcholis, Batman.

Generalmente, cuando me piden un muñeco, es un personaje que conozco bastante bien o al menos intuyo. Pero de Eddie Vedder la única imagen que tenía era la de un melenudo cantando Jeremy allá por la época en la que yo me ponía del lado de Nirvana. Claro, Pearl Jam no entraba, eran como Boca y River para mí (sí, en una época de mi vida no aceptaba que las paradojas se conciliaran, los dos polos de una misma cosa, et cetera, et cetera).

Así que decidí ponerme a tono. No podría tejer un muñeco sin tener idea de su vibra, no sé, algo. Con la foto no me alcanzaba y a decir verdad no tenía muchas ganas de ponerme a escuchar grunge de nuevo. Florencia me había hablado de un ukelele y del disco de canciones con ukelele de Vedder, que ahora andaba por esa onda tocando con Jack Johnson y eso me entusiasmó más. Conseguí el disco en Spotify (una aplicación que encontré en FB y que resultó ser genial -sacando la publicidad- para escuchar cualquier cosa que se me antojara buscar) y me tiré en picada (tejiendo) a escuchar.


Me enamoré. Así, frente manteca.



And when the time is right, I 
hope that you'll respond 
like when the wind gets tired 
the ocean becomes calm 
I may be dreaming but I'm 
longing to belong 
to you


♥Ahhhh♥

El disco se llama Ukelele Songs y es maravilloso (click acá para escucharlo completo). Lo habré escuchado como veinte veces ya. Banda de sonido ideal para arrancar y tejer a don Vedder sin parar, salvo para comer y dormir.


Lo que también descubrí, y terminó de conectarme emocionalmente con muñeco Eddie, fue The long road, una vieja canción que es parte de la banda de sonido de Eat, Pray, Love, una peli que me voló la cabeza porque es un poco como la historia de mi vida (sin Felipe, todavía, ¡pero, che, ya ando buceando por la parte Pray!).


Así que escuchando a Vedder y descubriendo que ahora me encanta su voz, tejí y tejí y tejí y en tres días terminé el muñeco. Para ser el primer muñeco de ser humano que tejo, lo veo bastante bien. Me salió con papada, Vedder no tiene la mandíbula así. Pero Florencia lo aceptó así y así lo adoptó con tanto cariño que no me costó soltarlo. Ya soy grande, no tengo que aferrarme ni a los muñecos ni a los ídolos musicales jejeje.




¿Eh? Ah, si, listo, basta de vueltas. Les presento a mi querido Vedder :)

Chachánnnn:





Creo que me haré uno para mí, porque un poco lo extraño. Y me han dicho que le mande la foto (o el muñeco) a Vedder porque deben conocerse... La idea de hacerlo me hace doler el estómago, pero no la descarto. Al contrario, es muy probable que lo haga. ¡Venciendo miedos es como llegamos a la parte Love!

Por ahora, me voy a ensayar la parte Eat, mientras escucho el ukelele antes de una linda relajación ;)

♥Mate♥Moka♥

LoVe!